7 cualidades básicas que debe tener tu doctor

Si tienes un doctor al cual le confías todo, no fue así la primera vez que fuiste a verlos, sino que tuvieron que pasar muchas cosas para crear confianza. Lee que cosas necesita un profesionista para ser tal

18,991 views   |   38 compartido
  • Todos hemos cruzado por el umbral de la puerta de un consultorio médico. Y sé, por experiencia propia, que cuando sucede tienes mil y una dudas sobre el médico que habrá de atenderte. ¿Será un profesional? ¿Sabrá ayudarme, o escucharme? ¿Podrá darme tranquilidad? ¿Sabrá decirme qué es lo que tengo? Éstas y otras preguntas más te haces cuando vas a visitar a un médico por primera vez. En realidad no importa qué preguntas tengas cuando entras a consulta. La verdad es que hay siete cualidades básicas que debe tener tu doctor, las cuales son las siguientes:

  • 1. Buen trato, y sensible

  • ¿Cómo es su trato contigo y tu familia? Un doctor debe de saber escuchar a su paciente. Si estás en su consulta y atiende con concentración tus quejas e identifica tus malestares con sensibilidad, sin duda estás ante un profesionista que vale la pena que mantengas cerca. Porque no es agradable, que además de no ponerte atención, se dedique todo el tiempo a ver la pantalla de la computadora, la tableta o el teléfono celular. Asimismo, debe de estar muy atento a tus preguntas y saber contestarlas, dándote el respeto que mereces.

  • 2. Tiene empatía

  • Se pone en tus zapatos y trata de comprender tu dolor o malestar. Si te sientes cómoda con el médico, o tus hijos sienten esa comodidad con su actitud, definitivamente te encuentras en el consultorio correcto. En una primera visita, debes de considerar que tu doctor sea asertivo con los problemas que te aquejen a ti o a tus hijos; además, debe de haber una empatía natural. En situaciones que te estresan como los meses previos al parto, o cuando los pequeños se lastiman de forma severa, un trato cálido y atento es de muchísima ayuda.

  • Relee: Los médicos y el abuso de poder

  • 3. Busca más allá de las dolencias

  • Si tu médico no sólo atiende tu solicitud, dolencias o quejas, sino que se preocupa por analizar todo el panorama que en general atraviesa tu salud o la de tus hijos, entonces debes estar tranquila, pues su atención médica te conviene, además de que se comunicará con un lenguaje simple y llano, sin toda esa palabrería o esos términos que caracterizan a la medicina.

  • Y si, además, ofrece consejos reales, simples y sencillos de realizar en tu hogar para ti y tu familia entera, se trata de un doctor que vale la pena que se quede en tu agenda para el resto de tu vida.

  • Advertisement
  • 4. Está capacitado

  • No solo se trata de quién te lo recomendó o cómo sabes de él. Hay que prestar mucha atención para saber comparar; por ello, no escojas o rechaces con base en una o dos recomendaciones a tal o cual profesional de la medicina; hay que informarse debidamente. Es vital que busques que sea un médico certificado.

  • 5. Respeta tu tiempo

  • ¿Respeta mi tiempo? Si te pasa que llegas a la consulta y el doctor no se encuentra a pesar de que tenías cita, no te cancela o no se preocupa por respetar tu tiempo porque siempre llega tarde a las citas, debes de considerar un cambio. Esa actitud es desagradable y molesta en algunos casos, pues debe de tratar a cada paciente como único y no como un capricho de su profesión, teniendo en cuenta que toda persona tiene un control de su tiempo y de su vida.

  • 6. Es localizable

  • ¿Qué tan disponible está? Un profesionista cualquiera debe apegarse a reglas claras en sus horarios de consulta y emergencias. Deberá de proporcionarte toda la información necesaria para poderlo contactar ante cualquier situación –prevista o imprevista–; lo común es por medio de su teléfono personal, pues en algunas situaciones la vida de algún paciente puede depender de si se le contacta a tiempo. Averigua la frecuencia con la que puedes realizar una cita, pues algunas agendas de los médicos están saturadas y eso dificulta la atención ante cualquier imprevisto.

  • 7. Está certificado y se actualiza

  • Tu salud es una cuestión que deberíamos poder revisar como un mínimo de información. Como comenté arriba, es bueno saber si el doctor, pediatra, oncólogo o cirujano, a quien confiaremos nuestra salud, está titulado o registrado debidamente ante las diferentes autoridades o cuerpos colegiados de medicina de tu país, pero también los certificados en las paredes indican si es un médico que se actualiza, o si poco a poco se hunde en la obsolescencia.

  • De modo que ya lo sabes: conocer mejor a tu médico de cabecera te proporcionará tranquilidad, seguridad y bienestar. No tengas miedo a expresarte y a comunicarte con él, pues no querrás formar parte de una negligencia médica. Recuerda que estos profesionistas son parte importante en la vida de todo ser humano, así que conócelos bien porque tu vida y la de tu familia estarán en sus manos.

  • Relacionado con este tema, seguramente te interesará releer: Lo que podemos dar y aprender cuando tenemos un familiar hospitalizado

  • Advertisement

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

¿Te gustó esto? ¡Compártelo con tus amigos!

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr