¡Lo que mi pelo dice que mis labios callan!

Para entender a una mujer basta con mirarla, porque pese a que hablamos mucho, lo que verdaderamente queremos decir no lo hacemos con las palabras, sino con la forma en que nos tratamos a nosotras mismas.

33,182 views   |   70 compartido
  • No hace falta entrar en a la mente de una mujer para saber lo que está pensando, a veces es suficiente con mirar su cabeza y detenernos en su cabello. Porque ――aunque usted no lo crea―― el pelo de una mujer deja al descubierto mucho más que el peinado. Desde que el mundo es mundo, el cabello de una mujer ha sido clave para expresarse. Es parte de nuestra femineidad, de nuestra rebeldía, de nuestros años, nuestro estilo de vida, nuestros miedos, nuestra personalidad toda.

  • He visto a no pocas mujeres, y he vivido en carne propia, llorar cuando sentada en la silla del estilista el cabello cae, y es que aunque a algunos les resulte incomprensible, puede llegar a ser una experiencia catártica. Un tijeretazo puede tirar nuestra confianza, o de plano recuperarla. Pero eso no es lo único que se puede descubrir a través de nuestra cabellera. Los hombres que tanto se quejan de que las mujeres somos indescifrables, deben saber que nuestra cabeza tiene en sus cabellos un mapa capaz descifrarnos. Y esto puede ser de gran ayuda, amigo lector, si tan solo prestas atención.

  • Relee: Cuando un hombre mira a una mujer, ¿qué ve?

  • Por supuesto, esas horas en la estética y el dinero invertido en productos y tintes no responde a una necesidad de derrochar dinero. Representa una necesidad de hacer notar cómo nos sentimos o cómo nos queremos sentir. Trivializar el tema es no querer ver lo que en ocasiones las mujeres queremos expresar a gritos y no nos sentimos con la confianza de trasmitir abiertamente.

  • ¡Lo que mi pelo dice que mis labios callan!

  • Arma de seducción

  • El pelo es una parte de nuestra autoestima, incluso en los hombres, pero para las mujeres reviste una mayor importancia, pues el pelo de una mujer es visto como un accesorio capaz de darnos o quitarnos atractivo. Por eso, una mujer que juega con su cabello constantemente lo hace para recurrir a ese elemento con el que se siente cómoda y quiere llamar la atención. Huelga decirlo, por lo general queremos llamar la atención de aquello que nos interesa. ¡A buen entendedor, pocas palabras!

  • Relee: Viste como toda una ejecutiva, con poco presupuesto

  • Cabello descuidado

  • Una mujer que no cuida su pelo, que lo ata constantemente casi como si lo odiara, es una mujer que no se siente segura, que no gusta de sí, que no cree tener la capacidad de ser atractiva. Incluso puedo ir un poco más allá sin temor a equivocarme y decir que una mujer que descuida su pelo es una persona que se ha dado por vencida consigo misma.

  • Advertisement
  • Cambios radicales en el cabello

  • Romper de tajo con un estilo habla de un anhelo de cambio, nos dice que ya no estamos a gusto con lo que vemos en el espejo y con nuestra propia vida. El hecho de que lo primero en modificar sea nuestro pelo, es porque es algo que podemos cambiar de inmediato. Es el primer paso para esa transformación que buscamos.

  • Cambios constantes

  • Quien de constante lo está modificando es una persona aventurera, que no quiere encasillarse. Cierto, a veces eso revela una personalidad insegura. Pero también puede tratarse de una persona que aún no encuentra un estilo que la defina, porque cuando nos identificamos plenamente con algo por lo general nos quedamos allí.

  • El pelo es el lenguaje de nuestro yo interior. Todo lo que no nos atrevemos a decir con palabras lo hacemos a través de esos rizos que hablan de nuestra herencia genética. O lo expresamos con ese lacio que nos permite sentirnos sensuales. O, en todo caso, con ese cabello largo que nos da seguridad. O incluso con el cabello corto, que deja en claro que —más allá del género— somos capaces de todo.

  • Para entender a una mujer basta con mirarla, porque pese a que hablamos mucho, lo que verdaderamente queremos decir no lo hacemos con las palabras, sino con la forma en que nos tratamos a nosotras mismas. Y sí: ese cabello con canas dice que nuestra prioridad son los otros, que tenemos miedo de ser protagonistas, que necesitamos que nos consientan.

  • Así que hombre: la próxima vez que mires a una mujer puedes quedarte en la idea de que somos indescifrables. O puedes practicar algo de semiótica y de esa manera, desenredar en cada cabello el misterio de eso que no decimos pero que, ciertamente, queremos por sobre todas las cosas que veas, aunque no lo expresemos en voz alta.

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

Toma un momento para compartir ...

Yordanka Pérez Giraldo, Cubana de nacimiento, mexicana por elección.

Aeroméxico (sin saberlo) transporta el polizonte más escalofriante de la historia y las redes estallan

Un viajero inusual que no tuvo que pagar boleto hizo de la experiencia de algunos pasajeros, un viaje único con una de las líneas aéreas más importantes del mundo.

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr