Tips para regresar al trabajo luego del permiso de maternidad y no morir en el intento

¿Cómo superar la tristeza y el dolor que te provoca separarte de tu bebé cuando han aprendido a estar tan bien juntos? Lee aquí algunos consejos que te ayudarán a sobrellevar de la mejor manera esta experiencia.

1,276 views   |   10 compartido
  • Eres mamá. Desde que te entregaron a tu bebé luego de su nacimiento, pasaste del estupor y los nervios iniciales, a convertirte en una experta en todo lo que se relaciona con tu hijo o hija. Ahora presumes tu sabiduría sobre pañales, palmaditas, canciones y vestir bebés. Escuchas el llanto de tu pequeño estando dormida, despierta e incluso, en una habitación ruidosa. Sin embargo, ha llegado el momento en el que tienes que separarte un poco de tu hijo, pues estás próxima a entrar a trabajar. ¿Qué hacer?

  • Seguro mueres de nervios y te preguntas: ¿y si llora todo el día? ¿se romperá el ritmo de lactancia que hemos establecido? ¿lo cuidarán bien? ¿sufrirá mucho? Una tras otra, estas preguntas deben estar taladrándote la mente y el corazón, manteniéndote despierta en las pocas horas que puedes dormir, como toda mamá reciente.

  • Este artículo pretende ayudarte con esta transición, para que te mantengas tranquila y adquieras seguridad para asumir tu regreso a la vida laboral y sobre todo, vivas la separación de tu bebé con el menor sufrimiento posible para ambos. ¡Manos a la obra!

  • 1. Primero, ¡ocúpate!

  • El mejor remedio para evitar preocuparte, es comenzar a ocuparte. Te invito a avanzar en los pendientes y tener la seguridad de que estás materialmente preparada para que tu bebé esté lo mejor posible sin ti.

  • Si amamantas a tu bebé, realiza un banco de leche

  • Existe una organización internacional que puede apoyarte con este tema, su nombre es La Liga de la Leche, puedes ponerte en contacto con una asesora de lactancia a través de su página web.

  • Busca el mejor lugar para dejar a tu bebé

  • Te quedarás mucho más tranquila si has elegido un lugar donde sabes que tu bebé estará cómodo y seguro. Es importante que dialogues con tu pareja sobre las mejores condiciones para su pequeño. ¿Qué privilegiarán? ¿cercanía? ¿seguridad? ¿costos? ¿comodidad? Explora todas tus opciones, pide informes y consigue la documentación necesaria, pregunta todas tus dudas y pon especial atención a las opciones que dan la mayoría de estos lugares, para acceder a través de sus páginas web a las cámaras que comúnmente poseen. Esta suele ser una magnífica herramienta para que cuando te ataque la ansiedad, puedas mirar cómo se encuentra tu pequeño.

  • Advertisement
  • Consigue apoyo para emergencias

  • Te sugiero tener claridad sobre los casos en los que no te recibirán al bebé en la guardería o estancia, ya sea por días de asueto, síntomas de alguna enfermedad, epidemia de piojos, horarios, etcétera. Busca un apoyo alternativo que te respalde en esos momentos imprevistos.

  • 2. Preparación emocional

  • Una vez teniendo listos todos los recursos materiales, es momento que te prepares emocionalmente para ese momento. Para ello, ten en claro las siguientes cosas:

  • Lo superarás

  • Es muy difícil dejar a tu bebé y más ahora, que existe sincronía entre ambos. Es difícil, pero debes estar segura que separarte de él no te convierte en monstruo. Sí, te ama con todo su corazón y seguramente va a extrañarte, pero puede ser cuidado por alguien más. Eso en ninguna medida te convierte en mala madre ni te quitará su amor, simplemente mejorará su capacidad de adaptación.

  • Tu bebé se adaptará

  • Al verlo dormir en tus brazos, seguro te domina la ansiedad. ¿Qué hará todas esas horas sin su mami? No te pongas triste, seguramente hará lo mismo. Dormirá, se alimentará y necesitará cambios de pañal. A veces pedirá abrazos, a veces llorará sin razón aparente y las personas que lo cuiden, aprenderán a conocerlo. Tienes la ventaja que años de evolución han determinado que cualquier bebé humano con necesidades imperantes, llorará sin callarse, eso obliga a que se le preste atención. Él sabrá hacerse cuidar.

  • 3. Algunos tips

  • Habla con tu bebé

  • Tu hijo reconoce tu voz desde tu vientre y reacciona a ella. La seguridad que le transmitirás en tu voz y el cariño, le darán la calidez necesaria para vivir los momentos que seguirán a la separación.

  • Imagina el momento en que lo dejarás

  • Piensa exactamente qué harás y prepárate mentalmente, esto te quitará ansiedad y hará el momento menos duro.

  • Habla sobre tus sentimientos

  • Dialoga con tu esposo y con tus amigas sobre la experiencia que estás por vivir, así tendrás una red de apoyo emocional y de contención.

  • Tranquila, en pocos días ambos lograrán adaptarse y este momento que te parece tan duro, se habrá convertido en uno de los hermosos retos que vivirán tu bebé y tú, a lo largo de su vida.

  • Para profundizar en el tema, te sugiero leer: Ten cuidado con los que cuidan a tus hijos

  • Advertisement

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

Ayúdanos a pasar la voz ...

Esposa y madre "en construcción", agradecida por el regalo de Dios de mi esposo y mis cinco hijos, me atrevo a compartirte mis luchas y aprendizajes para crecer contigo.

Sitio Web: http://marilu.ochoa@gmail.com

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr