¿Está bien pensar en los hijos antes que en uno mismo? Ésto es lo que dicen los expertos, y créeme que te cambiará la vida

Sacrificarse por los hijos puede perjudicar tu salud. Aprende estos consejos.
  • Ser madre es una gran bendición, se puede decir que una mujer no conoce el verdadero amor hasta que los hijos llegan a la vida. Es un sentimiento indestructible, que no se puede explicar con palabras, un lazo fuerte y sólido imposible de romper. Sin embargo, ese maravilloso sentimiento, algunas veces puede ser perjudicial para la salud de la madre.

  • No es comparable el amor que se siente a la pareja o familiares, los hijos forman una parte esencial de la madre. Muchas veces las mamás sacrifican todo (literalmente todo), por brindarles a sus hijos una estabilidad física y emocional. ¿Cuántas veces has dejado de comer o comprarte algun gusto por dárselos a ellos?

  • Pero, ¿por qué puede ser perjudicial para la salud? Según lo publicado en Etapa Infantil, la mayoría de las madres viven preocupadas constantemente, tristes, angustiadas, cansadas y estresadas, por cuidar el bienestar de sus hijos. Ahora entiendo que un hijo por adulto que sea, siempre una madre va a sufrir por él toda su vida, a pesar de que los hijos sean felices e independientes.

  • 1. Estrés

  • Las madres solemos estresarnos con facilidad, siempre pensando en cubrir las necesidades de los hijos, ¿Qué el hijo tiene que ir a sus actividades extra escolares?, ¿Qué el hijo tiene que comer?, ¿Qué el hijo tiene que tener su ropa lista para la escuela?, ¿Qué el hijo tiene que hacer la tarea?, ¿Qué al hijo le pidieron algo de la papelería para el siguiente día? etcétera.

  • El estrés va acompañado por ansiedad, angustia, fuerte cansancio, agotamiento y bajo rendimiento. Cuando nos preocupamos en exceso y sobre muchas cosas al mismo tiempo, se activa nuestra respuesta de estrés, liberando hormonas como la adrenalina, que nos afecta la energía, la digestión, estreñimiento o malestares en general en todo el cuerpo. Incluso afecta el sistema inmunológico, por lo que es probable enfermarse muy seguido.

  • Te comparto: La carrera de ser madres

  • 2. Miedos y preocupaciones

  • Cuando los hijos comienzan a independizarse y crecer, las madres solemos tener miedos y preocupaciones constantes, ya que es prácticamente imposible estar con los hijos las 24 horas del día para cuidarlos y protegerlos.

  • Advertisement
  • Es fundamental controlar los miedos para no sufrir ansiedad; por el miedoel cuerpo se vuelve más rígido, se siente una sensación de nervios en el estómago y una fuerte opresión en el pecho, lo cual produce agobio, malestar y dificultad para conciliar el sueño. En ocasiones estos signos pueden convertirse en enfermedades cardiovasculares.

  • Controlar el miedo es fundamental para evitar perjudicar la salud; confía en la capacidad e inteligencia de tus hijos y déjalos equivocarse y sufrir las consecuencias de sus acciones.

  • Te invito a leer: Adolescentes agobiadas, madres desesperadas

  • 3. No hay identidad

  • Por lo general las madres siempre están en segundo lugar, antes estará el bienestar físico y emocional de los hijos. Dejando a un lado sus propias necesidades, lo cual lleva a tener un desequilibrio. Recuerda una madre debe estar bien en su salud y emocionalmente para cuidar, guiar y apoyar a los hijos, de lo contrario, solo estarás afectando tu bienestar.

  • No es pensar en forma egoísta, al contrario, tomate un tiempo para realizar lo que te gusta por ejemplo: descansar, leer, hacer ejercicio, ir a tomar un café con tus amigas, tener intimidad con tu pareja. Recuerda no descuidas a tus hijos, por pensar en ti.

  • Te invito a conocer:Estas son las 5 mujeres maravilla que habitan en ti

  • Organiza tu día, tus responsabilidades y aprenderás a disfrutar cada instante. Cuida tu salud y no dejes entrar a las enfermedades en tu vida. ¡Tú eres muy importante para tus hijos!

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

Haz clic abajo para compartir

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias

8 razones, a veces olvidadas, por las que debes de visitar a tus padres y abuelos

Lamentablemente, no siempre hay un mañana para hacer lo que no hicimos hoy; viaja al fondo de tu corazón y redescubre por qué no puedes posponer más esta visita.

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr