Prepara a tu perro para darle la bienvenida a tu hijo recién nacido de ésta manera

Si hasta ahora era el rey de la casa, tu perro deberá acostumbrarse a un nuevo integrante (y amigarse con él)
  • Para muchas personas los perros son parte de la familia. Tanto es así que los crían como un hijo más, y el perro se siente a sus anchas. Pero cuando la pareja decide tener un bebé aparecen las dudas acerca de cómo presentarle el nuevo integrante a la mascota, para que ésta no se sienta celosa y la acepte.

  • Más allá de que amemos a nuestro perro, cuando nace nuestro hijo la seguridad de nuestro bebé y su bienestar pasa a primer plano ante cualquier otra cosa. Es por ello que, si amas a tu perro y no quieres que se sienta desplazado ante la llegada de tu bebé, pero además quieres que la convivencia sea pacífica y segura, existen algunos pasos a seguir, de acuerdo a lo explicado en el sitio Fatherly.

  • La seguridad ante todo

  • Nuestro perro puede ser el más bueno del mundo, y hasta puedes estar seguro que jamás haría daño a una criatura. Sin embargo, tu perro sigue siendo un perro, y no tienes forma de medir de qué manera va a reaccionar cuando entres a tu casa con un pequeño desconocido en brazos. La preparación previa es la clave, así como la inclusión del perro en la bienvenida al hogar del bebé.

  • Merritt Kennedy es una entrenadora de perros certificada quien se dedica a ayudar a muchas parejas que han sido padres "caninos" por años y luego de repente se convierten en "padres humanos", sin saber muy bien cómo afrontar la relación entre sus hijos, uno humano y el otro animal. La mujer asegura que un perro que se prepara de antemano para la transición que implica la llegada de un nuevo integrante a la familia, dota de cierta seguridad a ese cambio y evita problemas a futuro.

  • Según la especialista hay tres momentos clave en la preparación de un perro para la llegada de un bebé: el embarazo, apenas nace el bebé, y durante los primeros días del bebé en casa.

  • Las tres etapas de preparación

  • 1. Durante el embarazo

  • La entrenadora sugiere que, durante el embarazo, se puede ir acostumbrando al perro a lo que vendrá, ¿cómo? con una muñeca. Puedes comprar una muñeca, y cuando estés seguro que el perro tiene tu atención, puedes hablarle a la muñeca tal como lo harías con tu bebé, acunarlo o cambiarle el pañal. Estas actitudes, aunque parezcan disparatadas, ayudan sobremanera a que el perro entienda qué es lo que implica el cuidado de un bebé, más aún cuando el perro ha sido el único "bebé" de la familia y sus dueños temen que la adaptación no va a ser fácil.

  • Advertisement
  • Una buena idea es ir enseñándole al perro a quedarse quieto y sentado mientras los padres se encargan del muñeco (que en el futuro será el bebé mismo), para ayudarlo a comprender cuál es el comportamiento apropiado que debe tener en presencia del bebé. Otro consejo de la especialista es colocar en un reproductor de música sonidos de llantos o gorjeos de bebés, para que el perro se vaya acostumbrando de a poco al ruido que hacen los pequeños y no le cause impacto ni ansiedad.

  • 2. Cuando el bebé ha nacido

  • La entrenadora indica que si el bebé nace en el hospital, los padres pueden enviar a familiar a su casa con una manta de bebé o una prenda de vestir; de esa forma, el perro conseguirá captar el olor del bebé y familiarizarse cuando vea a sus dueños entrar con el nuevo integrante en brazos.

  • Aunque se pueda hacer este reconocimiento temprano, se recomienda que jamás, bajo ningún punto de vista, se deje al perro demasiado cerca del niño o a solas con él. "No importa lo bien que conozcas al perro. No importa lo bien que reaccionó. No importa lo bien que haya ido todo al principio. No importa qué tan seguro estés de que todo estará bien. No lo hagas. Los padres tienen que estar increíblemente atentos a las interacciones entre el perro y el niño " dice la adiestradora.

  • Asimismo, un perro debe entender que no debe trepar al sillón cuando la madre está amamantando o con su bebé en brazos. Hay ciertas costumbres que los dueños deberían reveer respecto del comportamiento de su perro, pues ahora hay un bebé a quien cuidar.

  • 3. Los primeros días en casa

  • Puede que el perro haya reaccionado muy bien, y que se muestre contento y dispuesto ante la novedad de un bebé en casa. Pero puede suceder que sus dueños se distraigan respecto de las atenciones que recibía antes el animal y el poco tiempo que se tiene para ocuparse del animal, puede hacer que no se le esté brindando los cuidados básicos como antes.

  • Una forma de decirle a tu perro que no te has olvidado de él es dándole agua y comida a la hora de siempre y sacándolo a hacer sus necesidades, o a ejercitarse en el parque, si es su costumbre. Aunque el perro no se comporte de forma agresiva y sea muy dócil con tu bebé, nunca dejes de prestarle atención y brindarle los cuidados de siempre; sobre todo, intenta mantener los mismos hábitos, para que el perro entienda que no lo has apartado.

  • Advertisement
  • ¿Y si el perro se muestra hostil?

  • Puede suceder que el perro se sienta desplazado y mantenga una actitud distante y hostil respecto del nuevo bebé. La primer medida que advierte la entrenadora es que no se castigue al perro por acercarse al bebé pues él podría interpretar que es malo que esté cerca del pequeño y ello podría generar una actitud aún más de recelo.

  • Puede ser una buena idea comenzar con un entrenamiento de obediencia o buscar ayuda profesional si la persona nota que la adaptación no está siendo del todo fácil. Asimismo, si antes de la llegada del bebé el perro tiene problemas de comportamiento, obediencia o socialización con otros perros y personas, será menester entonces optar por un entrenamiento con profesionales para preparar a su perro. El entrenamiento de obediencia no es solo para el perro, sino que ayuda a los propietarios a aprender cómo comunicarse efectivamente con su perro.

  • Señales a tener en cuenta

  • Si tu perro muestra algunas de estas señales cuando está cerca del bebé, trata de no dejar a tu hijo a solas con el bebé y buscar ayuda profesional, para tratar de encauzar de la mejor manera posible la socialización:

    • Se muestra irritable cuando está cerca del bebé o cuando sus dueños toman en brazos al niño

    • Gruñe o muestra los dientes cuando alguien se le acerca con el bebé

    • Se muestra muy posesivo con su dueño, pues siente celos del bebé

    • Destroza objetos para llamar la atención

  • Mientras tanto, si tu perro se muestra afable, alegre y protector cuando está junto a tu bebé, puedes estar seguro que tenerse el uno al otro será una gran experiencia en la vida de ambos, y de toda la familia, pues para un niño crecer junto a un perro trae grandes beneficios en muchos niveles, y más cuando ese perro ha sido criado con mucho amor.

  • Y tú ¿Cómo has presentado a tu perro tu bebé?

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

¡Toma un momento y compártelo!

Fernanda Gonzalez Casafús es argentina, mamá y Licenciada en Periodismo. Ama los animales, la danza, la lectura y la vida en familia. Escribir sobre la familia y la maternidad se ha convertido en su pasión.

Sitio Web: http://lasillamecedora.blogspot.com

8 razones, a veces olvidadas, por las que debes de visitar a tus padres y abuelos

Lamentablemente, no siempre hay un mañana para hacer lo que no hicimos hoy; viaja al fondo de tu corazón y redescubre por qué no puedes posponer más esta visita.

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr