¡Hay un bebé recién nacido en casa! 5 recomendaciones para tus familiares y amigos

Cuando nació mi primera hija, lo último que quería eran visitas pero la familia y amigos ¡ya estaban en la puerta! Si a ti te pasa igual, envía este articulo a todos ellos ¡ya!
  • No me mal entiendas: claro que me gustaba que la familia y amigos quisieran conocer a nuestra pequeña, pero ¡todo era nuevo! Había tantas cosas por hacer y entender, que por momentos me sentía abrumada. Conforme nacieron mis otras hijas, las cosas resultaron más fáciles, pues ya sabía muchas cosas y estaba en mayor dominio de algunas situaciones. Sobre todo, para entonces ya tenía la confianza de decir a las personas que querían visitarnos, que podríamos vernos algunos días más adelante, pues en ese momento quería descansar o hacer cualquier otra cosa con mi bebé y la familia. Si acaso estás en una situación como esta, y tienes alguna de las siguientes necesidades o sentimientos, no dudes en comunicarlos a quienes te rodean.

  • 1. Necesidad de descanso

  • Tener un bebé es toda una proeza física y emocional, por lo que descansar y dormir algunas horas de corrido, se vuelve todo un lujo. Si a esto le añades una cesárea, complicaciones de cualquier tipo y un bebé que quiere comer a todas horas, que duerme poco y llora mucho, cualquier momento es vital para aprovecharlo y dormir un poco. No dudes en aprovechar los pequeños tiempos libres para descansar y recuperarte de los desvelos.

  • 2. Deseo de estar a solas con tu esposo y bebé

  • Una de las experiencias más hermosas y fortalecedoras del nacimiento de un bebé, es cuando el padre, la madre y el pequeño se unen, se abrazan y se sienten por primera vez como una familia completa. Es un sentimiento único y se puede perder la posibilidad de disfrutarlo si hay parientes o amigos que debes atender, que hacen ruido y que impiden ese maravilloso tiempo a solas.

  • Lee: Principal necesidad del recién nacido: el contacto físico con su madre

  • 3. Amamantar a tu bebé requiere de tiempo y paciencia

  • Para las madres primerizas, amamantar es toda una experiencia que pone a prueba muchas de sus capacidades. Puede no ser fácil en un primer momento, ser doloroso y batallar mientras encuentras la postura más cómoda para ambas partes. Si hay dificultad para que la leche aparezca o el bebé se acomode, la madre puede llegar a estresarse, sentirse presionada por su propia madre, la enfermera o el padre, situación que no es deseable para ninguna mujer. No te sientas presionada de recibir vistas o ayuda por muy insistentes que puedan ser tus familiares o amigos, tú decides a quién ver y cuándo.

  • Advertisement
  • Lee: Maneras placenteras de lactar. Lo que toda madre primeriza debe saber

  • 4. No quieres recibir vistas para no tener que vestirte o arreglarte

  • No te sientas presionada de quitarte el pijama que tan cómoda te queda, si aún te sientes un poquito inflamada o agotada, date unos días de descanso y poco a poco ve retomando tu ritmo de vida. Sin embargo, es importante que no te quedes en camisón todos los días, báñate, arregla tu cabello y ponte muy bonita aunque estés en casa y nadie pase a visitarte. Esto te ayudará a evitar la depresión post parto y a re integrarte al mundo.

  • Te invito a leer: ¿Puede ser que tenga depresión post parto?

  • 5. La casa está desordenada

  • Sin duda, se agradece más una visita que llega ayudar y ser útil, que una que llega a sentarse y esperar ser atendida. Si alguien quiere visitarte pero te apena el desorden, pídele que te ayude o que venga dentro de unos días.

  • El quehacer de la casa es lo último por lo que debes preocuparte los primeros días después del nacimiento de tu bebé, él, tu familia y tú son lo más importante.

  • 6. Las razones y motivos que tengas, son válidos

  • Estás formando una familia y eso requiere toda tu atención y energía. Si tienes otros hijos, a ellos también debes dedicarles tiempo para que conozcan a su nuevo hermanito y no se sientan desplazados cuando lleguen los parientes y solo muestren atención por el recién nacido. No dudes en ocupar tu tiempo en las situaciones que consideras prioritarias.

  • Al vivir todo esto, he entendido que las personas que nos rodean pueden ser muy comprensivas y aceptar que una familia nueva requiere tiempo e intimidad, así como que la amistad y confianza se vuelve mayor cuando eres sincera en manifestar lo que quieres o necesitas. También he aprendido a ser prudente cuando ahora soy yo y mi familia quienes visitamos a alguien que ha recibido a un nuevo integrante en su familia.

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

Comparte tus resultados con tus amigos ...

Escritora, esposa y madre de tres hijas. Interesada en el fortalecimiento y formación de la mujer, la familia y el hogar.

15 cosas que tú y tu esposo deben hacer para evitar un divorcio, según los terapeutas

Estas 15 cosas sencillas, cambiarán el rumbo de tu matrimonio, de lo malo a una segunda y eterna Luna de Miel.

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr